Seguro de impagos de alquiler

seguro de alquiler

El mejor seguro de alquiler de viviendas

Con el seguro de impagos alquiler no tendrás que preocuparte por que tus inquilinos te paguen el alquiler a tiempo ya que tu seguro se encargará de mantenerlos al día.

De igual forma tu seguro de alquiler se encargará de los trámites necesarios para recuperar tu vivienda como resultado de rentas atrasadas y también de pagarte esas cuotas vencidas.

Asimismo si el inquilino moroso ha causado daños a tu propiedad el seguro de alquiler se encargará de compensarte. Contrata hoy si deseas alquilar un piso y así mismo evitar la morosidad y no pensar en los posibles daños a tu propiedad.

Ventajas de contratar un seguro de alquiler

Recupera tu vivienda alquilada

Asesoría jurídica para defender tus derechos y recuperar tu vivienda como consecuencia de inquilinos morosos.

Recibe tus pagos a tiempo

Alquila tu vivienda y siente la tranquilidad de recibir a tiempo cada mes tus pagos en la fecha acordada en el contrato de alquiler.

Recupera los pagos perdidos

Si el inquilino ha dejado de pagarte en el pasado, el seguro se encargará de poner al día los pagos.

Indemnización por daños y desperfectos

Si el inquilino ha causado daños o desperfectos, tu seguro de alquiler de vivienda se encargará de compensarte.

Calcula tu presupuesto de seguro de impago de alquiler

El presupuesto para contratar tu nuevo seguro de impago de alquiler dependerá del importe mensual del alquiler de tu vivienda y del número de meses a contratar.

seguro alquiler

Ejemplo

Renta mensual de 600 Euros
22
20
Al mes
  • Pago por prestación de suministros hasta 150 Euros.
  • Gastos por cambio de cerraduras hasta 120 Euros.
  • Coberturas por daños causados al inmueble hasta 3.000 Euros.
  • Defensa y reclamos hasta 3.000 Euros.

¿Tienes dudas? contacta con nosotros.

Preguntas frecuentes

Un seguro de impago de alquiler es básicamente un tipo de póliza que va a recibir el dinero del pago de la cuotas incluso si el inquilino no paga. En este caso, si el inquilino por cualquier motivo, deja de cumplir con sus obligaciones, la empresa aseguradora se encargará de pagar al arrendador las mensualidades.

Las facturas del seguro se giran a nombre del propietario del inmueble, ya que el contrato se hace con el propietario. Sin embargo, es algo bastante habitual que el propietario cobre al inquilino la suma del seguro.

Esto, por lo general, se incluye en el contrato de arrendamiento, sin embargo, muchas veces se hace de forma verbal entre las partes.

* Se aplica a contratos nuevos de alquiler y contratos de alquiler en vigor.

Los requisitos exigidos para poder optar por una póliza de seguro de impago son los siguientes:

Si el inquilino es asalariado:

       Dos (02) últimas nóminas de los inquilinos, así como una copia del contrato laboral. El inquilino deberá contar con una antigüedad mínima de 6 meses.

Si el inquilino es autónomo o empresario:

       Copia de la última declaración de la renta.

       Dos (02) últimos recibos del pago de autónomos a la Seguridad Social.

       El inquilino deberá tener al menos 1 año de antigüedad siendo autónomo.

       Deberá estar dado de alta en IAE.

Si el inquilino es pensionista:

       Último justificante de pensión emitido por la seguridad social.

Sin importar cuál sea el caso, es necesario presentar una copia del contrato de arrendamiento. Indistintamente si es un contrato nuevo o uno que ya está en vigor.

Por supuesto, este tipo de seguro puede contratarse en cualquier momento que el propietario decida, pues este, no se encuentra ligado al contrato de arrendamiento. Sin embargo, si vas a contratar este seguro, es muy importante que no exista ningún retraso en los pagos por parte del inquilino.

Contratar un seguro de impago de alquiler es bastante sencillo, lo primero que deberás hacer es recolectar los documentos solicitados y enviarlos por correo.

Una vez recibida la documentación, nos encargaremos de realizar un estudio de viabilidad. En el caso de que el resultado del mismo sea satisfactorio, se le enviará el contrato de seguro para que lo firme y proceda a realizar el pago de la prima.

Las pólizas no tienen un precio fijo, la prima dependerá del canon de alquiler y de la cobertura que desee contratar. Para poder ofrecerle un presupuesto de dicha póliza, es necesario que nos envíe por correo la documentación solicitada. Nuestros analistas evaluarán su situación y podrán ofrecerle un presupuesto.

  1. Cumplir con la documentación exigida en los requisitos.
  2. Debe suministrar la cantidad de su renta mensual y el tiempo de contrato (6 o 12 meses) para conocer el precio del seguro.
  3. Llenar el contrato de datos del asegurado.
  4. Realizar el pago.

Puede darse el caso de que por cuestiones del mercado, la renta mensual del inquilino pueda verse afectada. Indistintamente si es a la baja como a la alza, esta debe ser notificada.

En el caso de que la modificación de la renta sea a la baja, no habría ningún problema. Se realizará la regularización de la prima a partir de que entre en vigor el nuevo canon de arrendamiento.

Sin embargo, si la modificación es a la alza, es posible que haya que realizar un nuevo estudio de viabilidad. Sin embargo, esto queda a discreción de la aseguradora y dependerá del porcentaje de incremento del arrendamiento.

En algunos casos, luego de realizado el estudio de viabilidad, puede ser necesario que se requiera de un avalista (fiador). Esta persona, será quien garantice las obligaciones del inquilino ante el arrendador. Esta figura existe para poder darle al arrendador una mayor seguridad, ya que ante un impago, este puede recurrir al fiador.

Esto no aplica a todos los casos, sin embargo, en el caso de que la asegura lo crea conveniente, deberá ser necesario.

En el caso de que el inquilino haya retrasado con el pago, deberás contactar con nosotros pasados 10 días de atraso. De esta forma, podremos dar inicio a los trámites correspondientes. Recuerda que mientras más temprano notifiques más rápido podremos resolver el problema.

La póliza de seguro de impago de alquiler se renueva de forma automática cada año, salvo que el propietario de la vivienda así lo solicite. En dicho caso, el propietario deberá realizar la solicitud del cese de la póliza ante la aseguradora.

La vigencia de este seguro, va a depender principalmente del plan que elija, esta puede de 6 o de 12 meses.

 

Opiniones de propietarios

5/5
Tuve un inquilino que se retrasó 3 meses en los pagos. El seguro me ayudó a recuperar los pagos atrasados y en las gestiones de desalojo.
Camila Rodríguez
5/5
Mis antiguos inquilinos me dejaron muchos daños en el piso. Mi seguro se encargó de hacer las reparaciones pertinentes.
Roberto López
Ir arriba