seguro de alquiler

Aprende a proteger tu vivienda en alquiler contra impagos

Alquilar una vivienda puede ser un negocio bastante rentable, siempre y cuando los inquilinos sean personas responsables. En muchos casos, te puedes encontrar con personas que dejan de pagar y esto es un problema.

De hecho, según las cifras publicadas, se calcula que la morosidad en el país creció un 15% en el pasado 2020. Esto se debe a varios factores como por ejemplo, la pandemia. Son muchos los dueños de vivienda que se están viendo afectados por esta situación. Y es que la crisis que atraviesa el país, sumada al COVID-19 hacen que muchas personas estén contra la espada y la pared.

Sin embargo, como dueño de una vivienda en alquiler esto es algo que no te puedes permitir. Tu vivienda sufrirá deterioro, consumo de servicios públicos y tú no percibirás ingresos. Hay varias formas en las que puedes proteger tu patrimonio en estos casos, uno de los más comunes es contratar un seguro para el alquiler. Sin embargo, esta no es la única opción que tienes, a continuación, repasamos un poco este tema y te daremos algunos consejos que puedes poner en práctica para proteger tu vivienda contra los impagos.

¿Qué mecanismo utilizar para protegerse ante un impago?

Al momento de realizar el contrato con el inquilino, es importante que establezcas mecanismos para protegerte en un futuro. Es posible que no sean necesarios, pero es mejor tenerlo y no necesitarlo que necesitarlo y no tenerlo.

Existen principalmente 3 mecanismo que suelen usarse en estos casos y a continuación te los describiremos brevemente.

Aval personal

Este es un contrato que se firma entre el arrendador y el arrendatario en el cual se incluye a una tercera persona. Esta se conoce como avalista y en caso de que el arrendatario no pueda pagar, esta persona se hace cargo de la responsabilidad.

Es un método bastante común, pero también existe el riesgo de que el avalista no sea solvente. O que simplemente no cumpla con su responsabilidad.

Aval bancario

Este es un método completamente seguro, ya que en el caso de que el inquilino no pague, el banco se hace responsable. Sin embargo, este es un método poco común, ya que los bancos suelen exigir un depósito al inquilino.

Seguro de impago

Este es un método seguro, pero que muy pocas personas conocen, en este caso, la persona contrata un seguro. La empresa aseguradora se hará cargo del pago hasta el límite contratado en el caso de que la persona no pague. El inquilino deberá pasar un filtro por parte de la aseguradora, en caso de no pasarlo, no podrá contratar este seguro.

¿Cómo actuar ante un impago?

Si tu inquilino ha dejado de cumplir con los pagos, lo primero que deberás hacer es contactar con el avalista o la compañía aseguradora. Si no has dispuesto de ninguno de estos métodos, entonces deberás contactar con tu abogado. Este podrá iniciar el proceso legal correspondiente para exigir el pago del arriendo. También puedes optar por llegar a un acuerdo con el inquilino, en este caso, la decisión es tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba